loader image

LOS MEJORES CAFÉS FRÍOS

Pocos amantes del café renuncian a su adicción mañanera porque haga calor. Ya puedes estar a 40ºC a la sombra que, si eres cafetero, no te faltará tu taza de café. Sin embargo, existen alternativas cafeteras mucho más refrescantes y agradables cuando el calor de verano aprieta.

IMG_2929

ICED COFFEE

Vamos, el café con hielo de toda la vida. Ahora bien, cuando lo preparamos bien… La cosa cambia. Y si es con café de especialidad, ya apaga y vámonos.

Podemos prepararlo con cualquier tipo de cafetera, aunque cuanto más concentrado mejor. El café caliente, al tomar contacto con los hielos, derretirá parte de los mismos, por lo que quedará más diluido. También podemos hacerlo con café de filtro. Simplemente dale golpe de muñeca para que se mezcle bien y desprenda todos los aromas y texturas del café. Ya estás escuchando los golpes de los hielos contra el cristal del vaso, eh. Clin clin, clin clin. Vamos con el siguiente que se me hace la boca agua.

ICED LATTE COFFEE

Bien preparado, es como una golosina para el paladar. Café con leche y hielo. El dulzor y los aromas del café de especialidad junto con la cremosidad de la leche emulsionada conquistarán a cualquiera. A ver, que se puede echar hielo al café con leche de toda la vida y está rico igual. Eso sí, si consigues texturizar un poco la leche y añades después el café, aparte de instagrameable, estará espectacular.

SHAKERATO

Es un café con hielo preparado en coctelera. Es divertido, pues al agitar con los hielos se crea bastante espuma en el café. Si eres fan de la cremita del café, pruébalo (si no tienes coctelera como el 99% de los mortales, puedes probar con el típico shaker del gimnasio o similar).

AFFOGATO

Café con helado. Si suena rico, imagínate probar cada uno de tus cafés favoritos con el helado que mejor le vaya en función de su perfil sensorial: helado de vainilla, de pistacho, de limón, de avellana… No lo pasarás mal averiguando cuál le va mejor a cada helado.

Normalmente se hace con un espresso que cae encima de la bola de helado ya dentro de la taza o vaso. Un espectáculo digno de presenciar.

El affogato también se puede hacer con tus chocolatinas o bombones favoritos. Deja caer un espresso encima de unas onzas de chocolate colocadas en la superficie de la taza o unos bombones Ferrero Rocher y gózalo viendo como se derrite el chocolate y se mezcla con tu café. Aunque lo gozarás más cuando lo pruebes…

COLD BREW

Aunque el café con hielo está muy bien, si te quieres tomar un buen café solo fresquito, esta es la mejor opción. El Cold Brew consiste en dejar infusionando café en agua durante 12-24 horas. Al no calentarlo, se evita el amargor y acidez del café, obteniendo una taza con notas más dulces y aromáticas. El grosor de la molienda para esta preparación debe ser medio-grueso. Lo que sí es cierto es que el Cold Brew consigue extraer más cafeína a nuestro café. Ya están dando palmas los cafeinómanos… jeje.

A continuación, una receta estándar para prepararlo:

  • 50 g de café de especialidad molido medio-grueso.
  • 500 ml de agua mineral.
  • Recipiente de vidrio.
  • Filtro de maya o de papel.

1. Vertemos el café y el agua en un recipiente de vidrio. Podemos ponerlo dentro de una maya si tenemos o filtrarlo de forma posterior. También nos puede servir la típica prensa francesa.

2. Dejamos infusionar durante 16h en el frigorífico (o temperatura ambiente si es estable). Filtramos y colocamos en otro recipiente. Listo para servir bien fresquito, con o sin hielo.

Dentro del Cold Brew, se pueden llevar a cabo distintas extracciones para acentuar las características que más nos gusten del café. Si por ejemplo eres de los que se han entristecido cuando ha leído que este tipo de café es menos ácido, puedes probar a hacer un Bloom previo a la infusión en frío. Esto no es más que añadir agua hervida (con 100 ml basta) a nuestro café y remover. Dejamos reposar unos 45 segundos. Posteriormente, añadimos hielo para cortar la extracción y terminamos de llenar con agua fría. Dejamos reposar de la misma manera que el Cold Brew tradicional. Así obtenemos un Cold Brew igual de aromático pero con más notas ácidas.

ICED FILTER COFFEE

Se trata de preparar un café de filtro en V60, Chemex o similar que caiga directamente sobre hielos. Así obtenemos un café con hielo mucho más complejo y con notas al origen que estemos preparando.

COFFEE TONIC

Café con tónica. Nunca te lo habrías imaginado pero ya lo quieres probar. Normal, las burbujas y el amargor propios de la tónica no pueden combinar mejor con el café. Rico y bien refrescante.

NITRO COFFEE

Este es más difícil de preparar en casa pero bueno, nunca está de más conocerlo. Es un café infusionado con nitrógeno líquido. Se consigue una bebida cremosa y suave. Te atreverías?

Cuál vais a probar primero Adict@s? Nosotros tenemos ganas de probarlos todos con Café en Vena 🙂

Buen día y mejor café!

ADICTOS AL CAFÉ DE VERDAD

Leave A Reply

SUSCRÍBETE

Recibe ofertas exclusivas y sé el primero en enterarte de nuevos lanzamientos

Al suscribirte, aceptas nuestra política de protección de datos.

SUSCRÍBETE

Recibe ofertas exclusivas y sé el primero en enterarte de nuevos lanzamientos

Al suscribirte, aceptas nuestra política de protección de datos.